Brioche.

El Brioche. Panecillos redondos y géneros. El pan es gordito y nos gusta que sea así, con un hermoso color amarillo debido a la presencia de huevos y mantequilla, con  una miga que invita a comérsela por trocitos. Recién salidos del horno estimula con su aroma a ser acompañados por mantequilla o mermelada. Según he leído en muchos textos, el brioche data en el siglo XVI en Normandía. Redondos o cuadrados, rellenos de chocolate, dulces o salados, trenzados, pincelados con huevo batido, antes y ahora siguen siendo una exquisitez. Hacer pan dulce o salado es un verdadero arte.

Brioche

Para esta maravilla de Brioche, vamos a necesitar:

Para esta maravilla de Brioche, vamos a necesitar:
500 g de harina de fuerza. La de Mercadona.
100 g de azúcar.
10 g de sal.
3 huevos (150 g). Son exactamente 3 huevos M.
100 g de mantequilla
100 ml de agua para el amasado.
40 g de levadura fresca. Uso una que venden en Mercadona.
20 ml para diluir la levadura fresca.
Para pincelar:
1 huevo batido.
Sal.

Elaboración:

En el bol de la batidora, echamos 500 g de harina de fuerza.
Añadimos 100 g de azúcar, 10 g de sal y 3 huevos ligeramente batidos.
Añadimos en dos veces los 100 ml de agua.
Ponemos el gancho amasador y amasamos a velocidad media-baja.
Cuando tengamos una masa homogénea con todo integrado, agregamos 100 g de mantequilla fría cortada en dados pequeños.
Amasamos hasta que la mantequilla se haya incorporado totalmente a la masa.
Disolvemos la levadura fresca en los 20 ml de agua y se la añadimos al bol. Continuamos amasando.
Si observamos que no hay manera de que la masa llegue a integrarse totalmente, la dejamos reposar unos 15 minutos tapada con un paño de cocina, transcurrido el tiempo seguimos amasando hasta que consigamos una masa fina y elástica. Debemos lograr que la masa se despegue totalmente de las paredes del bol.

Con ayuda de una brocha de cocina pintamos con aceite las paredes de un bol. Formamos una bola con la masa y la ponemos en el bol. Tapamos con film transparente y dejamos reposar en la nevera durante una hora.
Transcurrida la hora, lo aconsejable que con la ayuda de una balanza dividamos las porciones a pesos iguales. En mi caso me han salido 7 porciones del 150 gr cada una. Amasa cada porción de la masa y forma bolas lisas y hermosas. Ten preparada una bandeja que te entre con facilidad y holgura en la nevera, colócale papel de horno a la bandeja y ve colocando cada bola de masa. Tápala con papel film y déjala reposar en la nevera por media hora.

Pasado el tiempo, sacamos la bandeja de la nevera, le quitamos el papel film y colocamos las bolas en el molde de 28. Antes de colocar las bolas en el molde, rocía uniformemente con aceite en la base y las paredes del molde, acto seguido colocamos la primera bola en el centro del molde, y el resto alrededor respetando un igual espacio entre cada bola.

Brioche1
En un bol cascamos un huevo, salamos y batimos, y con la ayuda de una brocha de cocina pincelamos cada Brioche de esta manera conseguimos que el brioche quede más brillante y dorado al horneado. Metemos el molde con los brioche pincelados en el horno apagado, para facilitar que doble su tamaño, aproximadamente una hora.

Saca del horno los brioche. Precalentamos el horno a 210ºC.
Pincelamos de nuevo con huevo batido y con mucho cuidado de no desinflar a los brioche, se debe hacer con mucha atención y mimos.
Horneamos a 210ºC durante 5 minutos. Luego, bajamos a 180ºC y horneamos durante 15 minutos más.

Si observas que ya está bien dorado tápalos con papel de aluminio y sigue su proceso de horneado.
Una vez horneados déjalos reposar.. Trata de sacar las fotos, antes de que llegue tu tropa…y te dejen sin imágenes…jajajaja:D

Brioche2
Cuando se están horneando…el aroma es riquísimo, mi vecina que está embarazada me dice, Rossi, estoy borracha con ese olor tan rico, le he dicho que estaba horneando unos Brioche, espera que solo le quedan 5 minutos y así te lo comes calientes y recién horneados, ella se ha ido a su piso, y ha traído una mermelada de naranjas amargas ……bueno..los que les diga de la combinación de estas dos ricuras…me quedo hasta corta con las alabanzas. En ese momento que estábamos a punto de meternos el primer bocado, llego mi hijo del ciclismo, y con mantequilla en mano se ha comido uno, me dio dos besos y me dijo, mami, sin comentarios, mi cara es un poema y lo dice todo.

Si te gusta lo que vez, comparte….todos tenemos  derecho a un cachito de alegría..:D

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s